EDITORIAL

Catastro tierra invasores y problemas

Los recientes hechos con terrenos no son nada nuevos en la Isla de Roatan, esto tiene un historial muy desagradable para los pobladores que son dueños de terrenos y que por años los han mantenido desocupados, esperando la mejor oportunidad para hacer una venta o quizá una inversión.

 

Los catastros municipales ocupados en ocaciones por empleados disfrazados de ovejas pero con más intenciones de obtener una coima para cambiar la clave catastral son el talon de Aquiles de los alcaldes.

Son muchos los problemas que se frecuentan en estas dependencia municipales, siendo que hay muchos que confiando en los servidores públicos no están pendientes de sus terrenos, cuando quieren hacer un trámite o una venta se llevan la sorpresa que se cambio la clave y el terreno ya es de otra persona hasta con documentos.

Siendo islas de la bahía el lugar mas caro en Honduras en cuento a compra venta de terreno, es jugosa la regalía monetaria para quienes hacen estos favores.

Amparados en estudios académicos de leyes, son quienes algunos se prestan para hacer estos trances chuecos, sin embargo el otro individuo alega que compra de buena fe, una buena fe dudosa ya que no se percatan del todo en los libros y registros, para conocer la verdadera propiedad de dicho terreno.

Los invasores de propiedad es otro problema que si no se erradica será como un cáncer en este sector, de todos es

 

conocido que la mayoría den propiedades son pertenecientes a los pobladores de este sector insular, mas sin embargo por años algunos extranjeros han comprado espacios para hacer lotificaciones.

Hay grupos de personas que han tenido información proveniente de las oficinas de catastro, donde el servidor público ofrece la información a estos y hagan lo conocido como invasión.

Son miles de Hondureños que hemos venido de tierra firme, logrado superarnos, y entre esos miles son raros y contados los que pretenden robar un pedazo de tierra, arguyendo que tienen derecho, derecho que si existiera todos haríamos prevalecer.

No obstante la invasión, no debería existir ni estar acuerpada por ninguna autoridad impartidora de justicia, las únicas formas de obtener un pedazo de tierra debería ser. Mediante la compra, una donación, o una herencia, sin embargo en los últimos días es de todos conocido que hay grupos invadiendo, y representados legal mente por abogados, caso que llama la atención, ya que los que más conocen de leyes son los abogados y entre ellos discrepan de la misma ley cuando debe ser únicamente aplicar no discutir si la ley es aplicable en este u otro caso.

Las autoridades deben tomar cartas en el asunto, de ser posible llegar a instancias procesales sin ningún temor a manifestaciones o toma de puertos de cruceros, ya que los turistas no tienen nada que ver con los asuntos de la población.

 

La confabulación de sectores, o personas que representan sectores, no debe permitirse, pero por temor a perder votos en las elecciones algunas autoridades no tienen el suficiente valor para detener este problema, y quizá no les interese el mismo, si no les afecta a ellos.

Debe hacerse una investigación, sin ningún interés político, investigación que debe hacerse ya, y establecer un sistema de registro inviolable, con penas máximas para los que intenten robar la propiedad de alguien, hacer registro y de conocimiento público la propiedad de los terrenos, de esta forma quien intente invadir, que asuma sus consecuencias.

Si hay un terreno por allí, seguro tiene dueño, y si no lo quiere vender sus razones tendrá y nos son motivo para invadir.

Debe protegerse la propiedad y tanto  personas naturales y jurídicas deben respetar, los conocedores de la ley y los acusados no deben negociar, uno debe aplicar la ley, y el otro pagar su delito.

Para concluir solo digo que sabemos de personas necesitadas de un terreno, pero eso no les da la potestad para invadir.

Derechos Reservados